Primero lo primero, la leyenda…

Erase una vez un…no vamos a andarnos con milongas y vamos a resumir la leyenda de Sant Jordi para adentrarnos en algunas curiosidades y datos de interés que posiblemente no sepas.

¨Una princesa fue atrapada por un dragón malvado y llevada a una cueva donde la tuvo prisionera hasta que un valeroso caballero llamado Jorge (Sant Jordi) rescató a la princesa de las fauces del temido dragón, asestándole con su lanza en el corazón. Del dragón salió una gota de sangre que al caer al suelo, milagrosamente hizo crecer una bella rosa roja. Así Sant Jordi liberó a la princesa y salvó a todo el condado de aquel monstruo, y fue la rosa roja signo del amor pasional que entre caballero y príncipe surgió….. fueron felices y comieron perdices. ALA!¨

Ahora un poco de cultura sobre Sant Jordi

Los primeros escritos sobre esta leyenda, localizan la misma en Montblanc (Tarragona) y se fecha allá por el año 1094 y fue San Jorge (Sant Jordi) el valiente protagonista de esta antigua historia. Esta historia no solo se conmemora en tierra catalana, sino que por toda Europa hay poblaciones que celebran su festividad estirando esta historia como si fuera un chicle. Inglaterra, Portugal o Grecia son algunos de los países que tienen el icono de «Sant Jordi matando al Dragón» en algunas de sus iglesias o son patrones del municipio.

¿Por que solo una rosa roja y una espiga?

Es curioso pensar que es una única rosa roja la que se regala, la razón es para simbolizar la exclusividad de la persona a quien se la entregas (que se lo digan a quien lleva 14 rosas hoy a casa: para la mujer, las hijas, la suegra, la cuñada y vecina de abajo…).

Otra curiosidad es que a esta rosa solo le acompañe una espiga de trigo (hay quien la regala con más adornos, pero la tradicional es con una espiga), y su simbolismo es la fertilidad.

¿Y porqué debe ser roja? como el mismo cuento indica, brotó de la sangre que salió del dragón y por supuesto además simboliza la pasión y el amor por excelencia.

¿Y que me dices de el libro?

El regalar un libro en mi humilde opinión empezó para que el hombre se pusiera un poco a leer y cultivara su intelecto que por el 1094 ya teníamos que empezar a usar más el tarro, pero además un dato curios y que seguramente ayudó (por no decir que fue el precursor) es que en 1995 la UNESCO declaró el 23 de abril como «día internacional del libro»…y hay tienes ya el negocio hecho. Muchos de los escritores el día de hoy se frotan las manos porque van a vender libros a mansalva.

Ahora me cuadra todo

Que sea este el día en que las calles se inundan de rosas y las librerías hacen el agosto antes de verano ahora tiene su lógica. No quitemos importancia ni belleza al asunto, para mi estas tradiciones son preciosas y creo que tienen que durar toda la eternidad. Así que si no has comprado ni rosa ni libro, apresúrate y aunque sea compra algo el día siguiente…siempre habrá alguien especial que se merezca este bonito detalle.